El Hotel Bolívar

      En abril de 1917 el gobierno había expropiado los terrenos correspondientes para construir un hotel; pero no se ejecutó nada hasta 1924. Los directores del sindicato Wiese se hicieron cargo del proyecto y el Hotel, en un principio de tres pisos, se terminó en 6 meses. Originalmente se iba a llamar "Hotel Ayacucho", ya que fue edificado para la celebración de dicha batalla; pero puesto que alguien recordó que "Ayacucho" significa "rincón de los muertos" en quechua, se le cambió el nombre por el de Bolívar. Esta foto muestra al Hotel Bolívar antes de la remodelación, cuando sólo tenía tres pisos.

      Finalizada la remodelación de 1938, el Hotel contaba con 396 habitaciones, con un total de 400 camas, todas las habitaciones con baños. En la siguiente foto figura el Hotel Bolívar en los cincuenta.

      Durante mucho tiempo el Hotel Bolívar estuvo entre los más suntuosos del continente: los artistas y personalidades extranjeras de todo tipo preferían el Bolívar. En el Bar Inglés Clark Gable, Orson Welles, John Wayne y Ernest Hemingway demostraron ser aficionados al pisco sour doble, un cocktail conocido como "Catedral", e incluso Orson Welles pidió la receta y se llevó varias botellas. Esta es una vista del Bar en dicha época.

      El Grill, ubicado en el sótano, tenía una pista de baile separada de las mesas por una columna de espejos. Al fondo opuesto de la orquesta estaba la barra del bar. Al respecto, una conocida publicación de la época dice así: "El Grill Bolívar, cabaret preferido de Lima, tenía que someterse no solamente a una renovación decorativa, que debemos decir ha sido muy feliz, sino también a modificaciones arquitectónicas destinadas a mejorar la planta, dándole mayor amplitud y confort, que han sido, igualmente, muy acertadas". Esta es una vista del Grill en 1941.

      A mediados de los setentas, a la izquierda de la puerta principal había una entrada al Bar Colonial y una agencia de la línea aérea Braniff International, y a la derecha una agencia de Faucett.
      En 1971 el precio de la habitación más cara costaba S/.1,300.00 (mas el 22% de impuesto) por día (algo de 41 dólares. Claro que entonces se podía comprar mucho más con eso). Para ese entonces ya no era el más caro: ese lugar lo había ocupado el Hotel Country Club. Definitivamente, como todo el resto de la Plaza San Martín, su prestancia se fue diluyendo con el tiempo.

      Luego de un breve periodo en que permaneció cerrado, el Hotel mantiene su puerta principal abierta invitando a la gente a pasar a conocer el Bar. Claro que no es lo mismo cuando al costado de la puerta principal hay un local del Kentucky Fried Chicken ofreciendo menú a seis soles.

Plaza San Martín