Página anterior

      Las tiendas Monterrey se remontan a 1952, con sus primeros locales ubicados en el Jr. Huallaga y en la Av. Larco, inaugurando a continuación su tienda de la Av. Arenales 1799 y a continuación expandiéndose rápidamente. En ese año Bruno Schudi se asoció con la familia Oeschle para fundar una tienda minorista. Tschudi tomó el nombre "Monterrey" de un padrón de minas peruanas por nostalgia debido a su pasado como empresario minero.
      Las tiendas Monterrey llegaron a tener en Lima hasta 16 locales en 11 distritos. La firma Monterrey también administraba dos pequeñas tiendas: "El Pino" ( en el Jr. Loreto, en Breña ) y "El Ficus" ( en la Av. Grau, en Barranco ). Tschudi, fundador de las tiendas Monterrey, falleció en 1989; su hermano Lorenzo se hizo cargo pero también murió, trágicamente, al año siguiente. Gilles Martin tomó entonces el control hasta el final. En la foto se puede ver el local de Monterrey de la Av. Larco, y al costado izquierdo el de la firma Oechsle. La primera tienda Oechsle fue instalada en las inmediaciones de la Plaza de Armas en 1888 por Fernando Oechsle, quien murió en 1945.

      En la siguiente toma podemos apreciar el interior de una de las tiendas Monterrey.

      Aquí se muestra el interior de la tienda Monterrey del Jirón de la Unión en los sesentas.

      En esta imagen nocturna se aprecia a la derecha el exterior de Monterrey. Esta foto está fechada en 1,961.

      Luego vinieron los Supermercados Todos, que llegaron a tener su propia panificadora y comercializaban sus productos en todas las bodegas. Las tiendas Todos fueron financiadas en parte por una de las compañías de Nelson Rockefeller, llamada IBEC (Internacional Basic Economy Corporation). La primera de estas tiendas fue la ubicada en el pasaje Los Pinos 155 en Miraflores ( Ingrese a nuestra sección Vía Expresa para ver fotos del Centro Comercial "Todos", en San Isidro ).
      Esta es una foto captada en el interior de uno de los locales de Todos, proveniente de una publicación de 1977.

      Era común ver en la entrada de dichos supermercados unas balanzas de luces multicolores que entregaban el peso en unos boletos de cartón en los que al reverso se leía un refrán o un consejo.
      Las tiendas Tía aparecieron en 1958. Las siglas de Tía en realidad significaban "Tiendas Industriales Asociadas", inaugurando su primera tienda en la calle Schell 250.

      La siguiente imagen corresponde a la Av. Saenz Peña, en el Callao, donde se aprecia la entrada de la sucursal de "Tia" en ese distrito.

      En esta escena de la película "Bromas S.A. " puede apreciarse el interior de un local de Tía del centro de Lima.

      Finalmente, la última cadena en aparecer fue Galax, en abril de 1968 y que dio nombre al Centro Comercial que quedaba en la Av. Javier Prado ( aunque también se le llamaba "Centro Comercial San Borja" ); actualmente funcionan allí diversas casas comerciales. La que sigue es una vista del interior de la conocida fuente de sodas "Jamboree", que se hallaba ubicada en dicho Centro Comercial; al fondo, a través del vidrio, se puede apreciar claramente la tienda Galax. El "Jamboree" fue inaugurado el 25 de julio de 1973 por Roberto Doy.

      Y aquí una toma del interior de la sucursal de Galax en Chacarilla del Estanque. Las tiendas Galax eran consideradas las más modernas entre los autoservicios.

      Todas estas cadenas fueron desapareciendo, entre otras causas a raíz de la inseguridad reinante en nuestro país durante la época de los ochentas y la falta de un plan para afrontar la grave crisis económica. En 1983 fue inaugurada la primera tienda Wong en el Ovalo Gutiérrez ( posteriormente, para hacer su estacionamiento hubo que tirarse abajo la fuente de sodas Bar B Q, que quedaba frente al también desaparecido Cine Alcázar ). En los ochentas era comentado el hecho de que las tiendas Wong, a pesar de que su clientela era conformada por las clases alta y media alta, no eran tocadas por los terroristas de izquierda ( al menos, hasta 1994 ) debido al pago de cupos. El 7 de febrero de 1983 fueron atacados, en cambio, los almacenes de Monterrey por una turba de quince personas, asesinando a un vigilante e hiriendo a un suboficial. El 10 de febrero de 1984 fue declarado el toque de queda, lo que también imposibilitó la idea de atender en horas de la noche. Wong sobrevivió; pero de las demás grandes tiendas, las últimas en operar fueron la tienda Galax de la Av. Javier Prado y la tienda Tía de la calle Schell.
      Casi todos los locales de estas grandes cadenas son ahora ocupados por otras firmas de supermercados; por ejemplo, Santa Isabel S.A. maneja ahora algunos de los antiguos locales de Todos y Monterrey, mientras que Metro ocupa el local de Scala Gigante de la Av. Alfonso Ugarte. La razón social Monterrey S.A., sin embargo, seguía existiendo hasta bien entrados los noventas, y mantenía litigios con otras razones sociales por la posesión de algunos locales, por ejemplo con la fundación Canevaro, quien compró el Centro Comercial Higuereta en 1994.